Se humilde y tropezarás con Jesús.

Señor te damos gracias porque no sólo te fijas en los que llegan los primeros, sino que estás pendiente de todos los que se esfuerzan por ser mejores.

Señor te damos gracias por ayudarnos a saber reconocer que hacemos cosas mal y que querremos mejorarlas, que no nos quedamos sólo en el quejarnos.

Gracias Señor por escuchar siempre a los que sufren, por no dejarnos de lado, por atender a los más necesitados.

 

A %d blogueros les gusta esto: