XX DOMINGO tiempo ordinario / C / 2022 — ASUNCIÓN de MARÍA

Leer la Palabra de Dios

Butlletí Full Parroquial

Leer la Hoja Dominical

Asunción de María

Leer la Palabra de Dios

Una mirada artística a l’Evangeli del Diumenge, un gentilesa de l’Amadeu Bonet, artista.

 


Lectura Espiritual

La  adultera perdonada

Los letrados y fariseos le presentaron una mujer sorprendida en adulterio, la colocaron en el centro, y le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés ordena que dichas mujeres sean apedreadas, tú ¿qué dices? Lo decían tentándolo, para tener de qué acusarlo. Jesús se agachó y, con el dedo, se puso a escribir en la tierra. Como insistían en sus preguntas, se incorporó y les dijo: Quien de vosotros esté sin pecado tire la primera piedra. De nuevo se agachó y seguía escribiendo en la tierra. Los oyentes se fueron retirando uno a uno, empezando por los más ancianos hasta el último. Quedó solo Jesús y la mujer en el centro, de pie. Se incorporó Jesús y le dijo: Mujer, ¿dónde están?, ¿nadie te ha condenado? Contestó: Nadie, Señor. Le dijo Jesús: Tampoco yo te condeno. Ve y en adelante no peques más. (Jn 8,3-11)

Los jueces no miran la persona, sino sólo la ley. Por fortuna, dentro de nosotros hay también algo que, mientras que todo lo demás se excita en el fragor de la violencia, mantiene la serenidad y mira con amor.

Jesús se toma su tiempo para responder. El silencio que hay entre una pregunta y su respuesta es lo que posibilita que esta respuesta sea espiritual. Todos tienen los ojos fijos en él, todos han sucumbido al silencio. El centro de atención ha cambiado de la adúltera a él, de la presunta oscuridad a la luz, del griterío a la silenciosa expectación.

El espíritu siempre hace que miremos más adentro. El problema de los jueces es, en esencia, que no se habían mirado a sí mismos. El espíritu nunca coloca el problema fuera. ¡Mírate!, es lo que siempre dice el espíritu.

La mente siempre enjuicia y separa, mientras el espíritu reconcilia y unifica. Sin la mediación del espíritu, el cuerpo habría sido ejecutado, la mujer habría sido apedreada, el abismo se habría ensanchado. Gracias a Jesús, el círculo de la muerte se deshace y se abre un nuevo episodio: una nueva posibilidad de encuentro, otra oportunidad. Sólo el espíritu puede salvar a la mente de sí misma.

¡Señor!, dice ella agradecida. Se ha salvado, ha quedado iluminada.

Anda y no peques más: empieza una vida distinta, un nuevo principio.

 Pablo d’Ors, Biografía de la luz

XIX DOMINGO tiempo ordinario / C / 2022

Leer la Palabra de Dios

Veure el BUTLLETÍ FULL PARROQUIAL

Leer la Hoja Dominical

Una mirada artística a l’Evangeli del Diumenge, un gentilesa de l’Amadeu Bonet, artista.


Lectura Espiritual

Mirar sin miedo al futuro

Un maestro del estudio de la historia, José Mattoso, dice que ésta (la historia) muestra que no basta la acción; es preciso también la contemplación. Y quizá aún más: que sin la contemplación de nada vale la acción. La contemplación es, sin embargo, una práctica exigente. Requiere que tomemos decisiones de las que nos desacostumbramos: la concentración, el desposeimiento, el silencio, la soledad creativa. Exige de quien la abraza un auténtico descentrarse de uno mismo, algo no siempre fácil. Pero Mattoso afirma con razón que mientras haya seres humanos que se entreguen a ella en cuerpo y alma podemos mirar sin miedo el futuro.

José Tolentino Mendonça, La mística del instante, Verbo divino, p. 263

El video del Papa, agosto de 2022. Por los pequeños y medianos empresarios

 

Todo el mundo sabe que la crisis que aún no hemos dejado atrás tiene unas gravísimas consecuencias socioeconómicas. No solo en las grandes empresas, sino sobre todo entre los pequeños y medianos empresarios, los artesanos, “los de los comercios, los talleres, la limpieza, el transporte y tantos otros”. Su sacrificio para encontrar una salida a esta crisis, para salvar su negocio y a sus empleados, está siendo enorme. Ellos “con valor, con esfuerzo, con sacrificio, invierten en la vida, generando bienestar, oportunidades y trabajo”. El Papa Francisco ha querido agradecerles su labor en su intención de oración para el mes de agosto. Unámonos a su agradecimiento compartiendo este video.

“Como consecuencia de la pandemia y de las guerras, el mundo se enfrenta a una grave crisis socioeconómica. ¡Todavía no nos dimos cuenta!

Y entre los grandes perjudicados están los pequeños y medianos empresarios.

Los de los comercios, los talleres, la limpieza, el transporte y tantos otros. Los que no salen en las listas de los más ricos y poderosos y, a pesar de las dificultades, crean puestos de trabajo manteniendo su responsabilidad social.

Los que invierten en el bien común en lugar de esconder su dinero en paraísos fiscales.

Todos ellos dedican una enorme capacidad creativa a cambiar las cosas desde abajo, desde donde siempre sale la mejor creatividad.

Y con valor, con esfuerzo, con sacrificio, invierten en la vida generando bienestar, oportunidades y trabajo.

Recemos para que los pequeños y medianos empresarios, duramente afectados por la crisis económica y social, encuentren los medios necesarios para continuar su actividad al servicio de las comunidades en las que viven”.

 

 

Si vols veure més vídeos sobres les intencions del Papa els trobaràs a http://www.elvideodelpapa.org