Que me traerán los reyes y que le ofreceré yo a Jesús?

Jesús,
eres el regalo de Dios para mí.
Aquí me tienes delante de ti
con las manos vacías.
No tengo oro,
pero te doy mi corazón.
No tengo incienso,
pero te doy mis manos.
No tengo mirra,
pero te doy mi vida.
Y también estoy
ante el pesebre
para recibirte
como el mayor regalo

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: